Espacio libre de apartheid israelí. Infórmate.

FacebookTwitterTuenti

¿Cuánto sabes de Onda Color y Palma Palmilla?

Centro de Recursos (CIC Batá)

Nuestro Twitter

Participa 952 611 567 | Emisión por Internet de Onda Color Escúchanos desde el móvil Escúchanos desde  móvil/tableta | Escúchanos desde un ordenador ordenador

 

La participación ciudadana en los medios comunitarios

FaceBook  Twitter

Varios vecinos de Palma Palmilla hace su programa de radio mientras se graba un vídeo promocional de Onda ColorLa palabra es la mayor herramienta que tiene la gente para expresar su opinión, y cada opinión es muy importante y valiosa independientemente de la nacionalidad, del país, de la edad o del sexo.

Por Angelika Stern

  1. Pluralidad en los medios de comunicación
  2. La Ley Andaluza de Participación Ciudadana
  3. La radio comunitaria Onda Color en Málaga
  4. Problemas de los medios del tercer sector de la comunicación
  5. Aspectos positivos pretendidos
  6. Mi propia reflexión

 

  1. Pluralidad en los medios de comunicación

La palabra es la mayor herramienta que tiene la gente para expresar su opinión, y cada opinión es muy importante y valiosa independientemente de la nacionalidad, del país, de la edad o del sexo. Esta declaración está concretada en el Artículo 1 de la Declaración Universal: todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos. Las personas son iguales aunque diferentes, porque han nacido con los mismos derechos. Los Derechos Humanos incluyen también que pueden difundir sus ideas, sin limitación de fronteras y a través de cualquier medio de comunicación.

Por lo general, la gente recibe y consume los medios. Consumir los mensajes difundidos por los medios de comunicación es más fácil que expresar sus opiniones propias. Actualmente, la sociedad empieza a ser la protagonista de la comunicación difundiendo sus ideas y opiniones propias. Tener la posibilidad de expresar su opinión apoya también la autoestima de cada persona. La radio local construye identidad, reúne no solo a los vecinos sino a la sociedad. Este es también un objetivo estratégico para la democracia. Por eso, en los medios comunitarios y ciudadanos tiene que estar asegurada la libertad de expresión sin condicionamientos económicos, políticos o restricciones del Estado. Es un Derecho Humano porque la palabra no puede depender de intereses políticos ni posibilidades económicas. 

  1. La Ley Andaluza de Participación Ciudadana

La Ley Andaluza de Participación Ciudadana (LAPC) apoya este desafío: La participación ciudadana. Además, Andalucía necesita un marco que promueva y regule maneras de situar más poder de influencia y decisión. Con la LAPC, la sociedad andaluza quiere apoyar el debate y el intercambio de los ciudadanos porque los medios influyen en los pensamientos de la gente. De esta manera, la ciudadanía decide y piensa libremente y no como lo hace “un caballo con anteojeras”. Es decir, gracias al acceso a los medios de comunicación, la gente, las asociaciones, organizaciones e instituciones, pueden tener un punto de vista más abierto, aumentando la variedad de enfoques y la pluralidad. Los medios comunitarios son instrumentos de participación, con los que la gente puede ser la protagonista de los mensajes y de sus propios diagnósticos, enfoques e ideas. 

  1.  La radio comunitaria Onda Color en Málaga

Pero no todo es comunicación de los cuidadanos. Por ejemplo, la radio comunitaria Onda Color, que está situada en Málaga (Palma-Palmilla), es una de las asociaciones que forman parte del Grupo Motor de Málaga (GMM) para la elaboración de la LAPC. Algunas de las propuestas que el GMM hace de cara a la LAPC se refieren no solo a la comunicación sino a las preocupaciones de muchas otras entidades. Con la ayuda de la cuidadanía se define el marco de la Ley, pero solamente cinco de las 10 propuestas que se presentaron por parte del GMM se han tenido en cuenta por la Junta de Andalucía en el borrador para el anteproyecto. Estas cinco propuestas siguientes se han recogido más o menos

  1. la participación ciudadana
  2. el derecho de acceso en los medios públicos
  3. la educación para la participación
  4. la propuesta sobre presupuestos participativos
  5. planes comunitarios.

También, se ha recogido solo parcialmente las decisiones tomadas en los órganos de participación. Todavía faltan, por ejemplo, una definición de qué es participación ciudadana y compromisos económicos en la ley.

Por el momento, Onda Color no se siente satisfecha con las propuestas recogidas aunque la Dirección General de Participación de la Junta sigue trabajando y mejorando el borrador de la ley. Todavía hay que mejorar la utilidad de los medios comunitarios como instrumento de participación ciudadana y el derecho de acceso a la ciudadanía en los medios públicos para que los ciudadanos tengan la posibilidad de expresar su opinión y sus ideas libremente, sin trabas y sin anteojeras. 

  1. Problemas de los medios del tercer sector de la comunicación

En la resolución del Parlamento Europeo de 25 de septiembre de 2008 se encuentran algunos problemas de los medios del tercer sector de la comunicación (TSC).

En primer lugar, una de sus debilidades principales en Europa es la ausencia de reconocimiento legal en muchos ordenamientos jurídicos nacionales, y considerando asimismo que ninguno de los actos jurídicos comunitarios trata la cuestión de dichos medios. En segundo lugar, es problemático que el Internet ha propulsado el sector a una nueva era con nuevas posibilidades y nuevos desafíos, y que los costes del paso de la transmisión analógica a la digital (que no se refiere a la emisión por Internet, sino a la transmisión de señales   hacia dispositivos de radio tradicionales, no hacia tabletas o moviles o PC) suponen una carga considerable para los medios del TSC. En tercer lugar, la concentración de la propiedad representa una amenaza para la cobertura exhaustiva, por parte de los medios de comunicación, de los temas de interés local para todos los grupos que forman la comunidad. Por eso, es muy importante que los medios del TSC sigan siendo instrumentos importantes para capacitar a los ciudadanos y alentarles a participar activamente en la sociedad civil porque enriquecen el debate social y representan un instrumento de pluralismo interno.

Por consecuencia, el Parlamento Europeo propone a los estados miembros de la UE y a la propia UE qué se debería hacer.

Por ejemplo, la UE detecta que el sector carece de apoyo para emprender mayores esfuerzos por mejorar su representación y sus contactos antes la UE y los responsables nacionales de la adopción de decisiones y reconoce que una financiación adicional y la adaptación digital permitiría al sector aumentar su perfil innovador y prestar nuevos y esenciales servicios que aportarían un valor añadido a los servicios analógicos existentes.

Además, subraya la necesidad de la independencia política de los medios del TSC y pide a la Comisión y a los Estados miembros que tengan en cuenta los elementos contenidos en la Resolución al definir los medios del tercer sector de la comunicación.

Por lo demás, pide a la Comisión que tenga en cuenta a los medios comunitarios como solución alternativa surgida en la base para aumentar el pluralismo de los medios de comunicación cuando establezca indicadores relativos a dicho pluralismo. 

  1. Aspectos positivos pretendidos

En las consideraciones del Parlamento Europeo se encuentran aspectos positivos que los medios comunitarios pueden aportar para los estados miembros y la UE.

Primero, los medios TSC deben estar abiertos en la creación de contenido por parte de los miembros de la comunidad y fomentar así la participación activa del voluntariado en la producción de dichos medios. Segundo, ellos desempeñan una amplia función de contenido local y contribuyen a la innovación, la creatividad y la diversidad de contenido.

Por eso, el Parlamento Europeo indica a los estados miembros de la UE y a la propia UE que los medios comunitarios apoyan la diversidad cultural y lingüística, la inclusión social y la identidad local y señala que contribuyen a reforzar las identidades de grupos de intereses específicos y que desempeñan una función importante para fomentar la tolerancia y el pluralismo en la sociedad y contribuyen al diálogo intercultural.

También subraya que los medios pueden promover el diálogo intercultural mediante la educación del público, la lucha contra los estereotipos negativos y la corrección de las ideas divulgadas por los medios de comunicación de masas. Además, pueden desempeñar un papel significativo en los programas de formación con la participación de organizaciones externas, incluidas las universidades, y miembros de la comunidad no cualificados, como valioso centro de experiencia laboral. Además, un aspecto positivo es que actúan como catalizador de la creatividad local, al ofrecer a artistas y empresarios creativos una plataforma pública para ensayar ideas y conceptos nuevos. Finalmente, los medios pueden mejorar la alfabetización mediática de los ciudadanos mediante su participación directa en la creación y la difusión de contenidos.

Por los citados aspectos positivos, es importante que apoyar los medios comunitarios por parte de la UE.

Según el Parlamento Europeo los medios comunitarios deben ser sin ánimo de lucro, independientes de los poderes tanto nacionales como locales y dedicados fundamentalmente a actividades de interés público y de la sociedad civil. Por lo demás, deben ser responsables ante la comunidad a la que tratan de servir y abiertos a la participación de los miembros de la comunidad en la creación de contenidos. 

  1. Mi propia reflexión

Para finalizar, me llama la atención que la responsabilidad ante la comunidad significa que los medios del tercer sector de la comunicación han de informar a la comunidad de sus acciones y decisiones, justificarlas, siendo objeto de sanciones en caso de conducta indebida. Eso me llama la atención porque en mi opinión, los medios comunitarios permiten a la gente que puedan participar también con independencia de su educación. Es evidente que la calidad sufre un poco, pero la participación apoya también el intercambio cultural. Por eso, no creo que las sanciones sean adecuados.

Tampoco me parece adecuado que aunque los medios comunitarios jueguen un papel importante entre los medios, todavía falta el reconocimiento legal en muchos ordenamientos jurídicos nacionales, y que ninguno de los textos legales comunitarios trata la cuestión de dichos medios.

En Alemania, por ejemplo, cada día 1,5 milliones personas oyen una radio comunitaria (Alemania tiene más o menos 80 millones de habitantes). Cada día, los voluntarios producen y emiten un programa de 1.500 horas que corresponde a 60 programas completos. Y además 20.000 – 30.000 personas en todo el territorio federal forman parte de los medios ciudadanos (http://www.die-medienanstalten.de/themen/sender/buergermedien.html).

Aunque se ve la importancia de este sector, todavía falta una financiación adicional para las radios comunitarias en España, ya que con más recursos económicos la adaptación digital permitiría al sector aumentar su perfil innovador y prestar nuevos y esenciales servicios que aportarían un valor añadido a los servicios analógicos existentes.

En mi opinión, Onda Color se ajusta a lo que se dice en la resolución del Parlamento Europeo en los aspectos siguientes:

  • la gente forma parte de la radio y participa de una manera activa 
  • Onda Color apoya la diversidad cultural, la inclusión social y la identidad local
  • Onda Color desempeña una función importante para fomentar la tolerancia y el pluralismo en la sociedad y contribuye al diálogo intercultural
  • Onda Color es una radio sin animo de lucro