Informativo del barrio

Magacine informativo sobre Palma Palmilla Cerca de tu casa

Espacio libre de apartheid israelí. Infórmate.

FacebookTwitterTuenti

¿Cuánto sabes de Onda Color y Palma Palmilla?

Centro de Recursos (CIC Batá)

Nuestro Twitter

¿Nos ayudas a hacer sociales nuestras señales horarias?

FaceBook  Twitter

Señales horarias sociales en Onda ColorOnda Color quiere hacer más social un aspecto rutinario de la radio como son las señales horarias. A cada hora en punto, junto a los típicos pitidos, vamos a lanzar un mensaje con intención social que visibilice a la mujer, que promueva valores educativos o de convivencia y que retrate algún momento cotidiano de Palma Palmilla. Pero siempre relacionando el mensaje con esa hora del día o la noche.

Entendemos que nuestro compromiso social debe extenderse a todos los aspectos de la radio, incluyendo algunos que hasta ahora no habíamos abordado. Por eso, de cara a la próxima temporada, habrá más novedades en nuestra programación y nuestro funcionamiento.

Por ahora, una decena de asociaciones y personas nos han enviado propuestas que recopilamos aquí. Si se te ocurre otro mensaje, puedes proponerlo en nuestro perfil de Facebook o de Twitter, ya que podemos ir alternando los lemas.

  • Son las seis de la mañana. La hora en la que mujeres magrebíes de Palma Palmilla encienden los hornos para empezar a cocer el pan que venderán para mantener a su familia.

  • Son las siete de la mañana. La hora en la que muchas mujeres despiertan a hijos e hijas para que desayunen y vayan al colegio.

  • Son las ocho de la mañana.  La hora en la que mujeres magrebíes de Palma Palmilla terminan de cocer el pan que venderán para mantener a su familia.

  • Son las nueve de la mañana. La hora en la que las cuidadoras de personas dependientes preparan la medicación de la mañana.

  • Son las diez de la mañana. La hora en la que muchas mujeres empiezan a hacer la compra en los comercios del barrio

  • Son las once de la mañana. La hora en la que mucha gente va a clase para sacarse el graduado escolar

  • Son las doce del mediodía. La hora en la que los patios de los colegios  de Palma-Palmilla se inundan de niños y niñas que  juegan sin distinción de raza, color, cultura o religión.

  • Es la una de la tarde. La hora en la que debería haber más hombres haciendo la comida.

  • Son las dos de la tarde. La hora en la que muchas madres y algunos padres recogen a hijos e hijas del colegio.

  • Son las tres de la tarde. La hora en la que las cuidadoras de personas dependientes preparan la medicación de la tarde.

  • Son las cuatro de la tarde. La hora en la que muchas mujeres y algunos hombres friegan los platos tras almorzar / La hora a la que empiezan las actividades de apoyo escolar en las asociaciones del barrio.

  • Son las cinco de la tarde. La hora a la que ir a la biblioteca del barrio y leer un libro.

  • Son las seis de la tarde. La hora en la que los niños y niñas llenan el barrio de juegos e ilusión.

  • Son las siete de la tarde. La hora en la que se hacen la últimas compras del día en las tiendas del barrio.

  • Son las ocho de la tarde. La hora en la que los deberes del colegio deben estar casi terminados / La hora en la que el vecindario saca las sillas a la calle aprovechando la fresquita.

  • Son las nueve de la noche. La hora en la que las cuidadoras de personas dependientes preparan la medicación de la noche.

  • Son las diez de la noche. La hora en la que las camas se llenan de niños y niñas que sueñan con un futuro mejor.

  • Son las once de la noche. La hora en la que leer un libro es la mejor forma de prepararse para soñar

  • Son las doce de la noche. La hora en la que no merece la pena soñar con príncipes azules que te salvan.

  • Es la una de la madrugada. Una hora fantástica para compartir tus sueños con alguien.
  • Son las dos de la madrugada. Una hora en la que soñar con un barrio mejor que quizá esté ahí cuando despiertes.
  • Son las tres de la madrugada. Si no puedes dormir porque sufres maltrato, pide ayuda. Teléfono gratuito 016.
  • Son las cuatro de la madrugada. La hora a la que deseamos los peores sueños a los maltratadores.
  • Son las cinco de la madrugada. La hora a la que despierta la gente que trabaja el campo.